Sé la persona que quieres ser

La definición de «éxito» siempre ha sido complicada.

Para el DRAE éxito es, en su primera acepción, el ‘resultado feliz de un negocio, actuación’. Para muchas personas, éxito se asimila a ‘fama’ o a ‘reconocimiento’. Sin embargo, etimológicamente, el término éxitoproviene del latín «exĭtus», que significa ‘salida’ (en inglés, el término es claro, y podemos ver indicadas las salidas con el letrero de «exit»). Por ello, cada ser humano tiene su propia definición de éxito, cada persona debe conocer qué es éxito para ella.

A mí, personalmente, me gusta la definición:

«Éxito es estar dónde quieres estar»

Y para conseguir estar dónde quieres estar, es necesario que tengas tus objetivos claros, pararte a reflexionar y trabajar para conseguir llegar allí. Lo comentábamos la semana pasada, el primer paso es elautoconocimiento.

 

CAMBIAR NUESTRA CONDUCTA

¿Dónde quieres llegar?

¿Quién quieres ser?

Es lícito aspirar a ser feliz, es lícito aspirar a tener éxito en tu vida… y, para ello, debes empezar por reflexionar dónde quieres ir.

Cuando sepas dónde quieres ir…

dejarás de intentar llegar a todos los sitios

Estoy convencida de que llegar a ser quién quieres ser es conseguir el éxito en tu vida. Y llegar allí requiere esfuerzo, mucho esfuerzo… No porque sea necesario cambiarlo todo en tu personalidad o en tu forma de hacer, sino porque muchas veces nos planteamos pequeños cambios, que realmente deseamos, pero que nos cuesta llevar a la práctica.  Conseguir cambiar nuestra conducta no es fácil, aunque sepamos lo que más nos conviene.

Los pequeños cambios son poderosos. Es cuestión de «fijar» esos pequeños cambios en nuestra vida. Y para ello, dos aspectos son imprescindibles:

Tener un por qué

La motivación intrínseca es imprescindible para que se produzca un cambio en tu vida,sin un por qué no hay cambio.

Desarrollar el hábito

El ciclo de un hábito comienza en el momento en que las decisiones que tomamos de forma deliberada se repiten con tanta frecuencia que ya no decidimos, simplemente hacemos. El cerebro está programado para ahorrar esfuerzos y convierte situaciones ya vividas con frecuencia en rutinas.

Los hábitos empiezan con una acción deliberada sobre un comportamiento, pero pasado un tiempo, la persona ya no decide, sino que actúa en función de ese patrón de conducta que es el hábito. Por ello, si quieres hacer algo, convertirlo en hábito es la estrategia más inteligente que puedes aplicar.

DISPARADORES DEL CAMBIO

Los cambios son necesarios a lo largo de nuestra vida. Y muchos son los autores que han tratado sobre el tema, como Marshall Goldsmith, considerado uno de los cinco pensadores más influyentes actuales por la revista Forbes, en su libro «Disparadores. Cómo cambiar tu conducta para ser la persona que quieres ser».

A la hora de abordar un cambio, el autor señala que existen dos grandes claves:

I

Un cambio de conducta significativo es algo muy complejo, difícil de conseguir, debido a que supone tres grandes retos:

No nos gusta admitir que necesitamos un cambio.

No somos conscientes del poder de la inercia.

No sabemos cómo llevar a cabo el cambio.

II

Nadie puede cambiarnos si no queremos hacerlo. El cambio proviene de dentro. Solo tú puedes decidir si quieres cambiar.

QUÉ SON

¿Qué son los «disparadores»?

Un disparador es ‘cualquier estímulo que reconfigura nuestros pensamientos y acciones y que se presenta de manera súbita e inesperada’, según Marshall Goldsmith.

Los disparadores pueden clasificarse de muchos modos (internos / externosdirectos / indirectos,conscientes / inconscientes…), pero es importante especialmente diferenciar los disparadores beneficiosos –que nos ayudan a ser la persona que queremos ser– de los disparadores perjudiciales –que nos alejan de ello–.

Disparadores beneficiosos

Disparadores perjudiciales

Los disparadores no son inherentemente buenos o malos, lo importante es cómo reaccionamos ante ellos. Para entender cómo funcionan, debemos remitirnos a cómo funcionan los hábitos, algo que ya comenté enINED21 en «El poder del hábito».

CÓMO CAMBIAR

Cómo cambiar para ser

la persona que quieres ser

El entorno, predicción y acción

La mayoría de nosotros nos desenvolvemos en la vida

sin ser conscientes de que el entorno

es el disparador más potente de nuestras vidas

y de que no siempre nos beneficia

Se puede considerar el entorno como una macroesfera que viene determinada por las influencias más importantes sobre nuestra conducta: amig@s, familia, compañer@s…

Además de reconocer la influencia del entorno, debemos ser capaces de predecirlo, a través de tres pasos:

Anticipación.

Elusión: recuerda la frase de Peter Drucker «la mitad de los líderes que he conocido no tenían que aprender qué hacer, tenían que aprender qué NO hacer». A veces, la respuesta inteligente es eludir.

Adaptación: cuando no se puede eludir, se debe afrontar.

Y, a partir de este punto, es cuestión de hacer:

«Somos grandes planificadores

y precarios realizadores»

 

PREGUNTAS ACTIVAS

Las preguntas activas son mecanismos disparadores cuyo objetivo es cambiar nuestra conducta. El acto de autocuestionarse lo cambia todo. Goldsmith nos propone que nos hagamos preguntas activas cada día.

El autor destaca la necesidad de que las preguntas sean preguntas activas, que no se centren en el entorno, sino en ti, en la persona. Una autoevaluación activa puede desencadenar una nueva manera de interactuar con el mundo, porque con ella adquirimos un sentido del control y la responsabilidad, en vez de caer en el victimismo.

En estas preguntas diarias,  sugiere que se incluyan siempre frases del tipo «he hecho todo lo que he podido en…» y que otro elemento esencial es comunicar de alguna forma las respuestas obtenidas a otra persona: esa otra persona es el coach. El coach es ‘un puente entre el planificador visionario y el realizador’, el coach es objetiv@ y está al margen de nuestro entorno, nos recuerda nuestras intenciones originales y nos refuerza nuestra voluntad.

PLANIFICAR

Planificar ayuda a mejorar

Si a nuestro deseo de cambio, le sumamos la planificación, aumentamos la probabilidad de conseguirlo y somos más eficientes.

Nuestra conducta está sometida a la influencia del desgaste, tal y como explica el psicólogo social Roy F. Baumeister: la «fuerza del yo» se agota a lo largo del día a causa de los esfuerzos y la autorregulación. Para poder superar este desgaste, podemos utilizar la planificación, que evita –de manera casi mágica– que la disciplina y el autocontrol desaparezcan. Cuando tenemos un plan, no debemos tomar tantas decisiones, ya que seguimos el plan y, por tanto, hacemos lo que tenemos que hacer.

Consciencia y compromiso

No podemos cambiar si no sabemos qué queremos cambiar.

Nadie puede decirte qué debes cambiar, es una decisión personal.

Al valorar nuestro rendimiento con las preguntas diarias, si vemos que no estamos consiguiendo algo, es importante calibrar sinceramente la interacción entre la fuerza del entorno y nuestra propia fuerza para conseguir llegar a ser quién queremos ser. También es importante la consciencia, estar atentos a lo que sucede, y la implicación con lo que realmente deseamos.

Este es un método de trabajo consciente, con seguimiento y de disciplina para fortalecer la voluntad de cambio. Estoy convencida de que planificar es un modo de aumentar las probabilidades de conseguirlo, que el diálogo interior es necesario para la mejora y que el acompañamiento de otra persona –coach– es otro de los factores que contribuyen al éxito.

CAMBIO

El cambio en tu vida y en tu trabajo

En nuestro entorno VUCA, la única constante es el cambio. Vamos viviendo cambios en nuestra vida, y también en nuestro trabajo.

Termino una semana de trabajo maravillosa. He podido trabajar con un grupo de  profesionales extraordinari@s de una empresa líder mundial en estrategia de talento, aplicando metodologías de innovación, que requieren cambio. Y en el trabajo con ell@s, está claro que lo importante no está tanto en las herramientas como en la actitud de estar convencid@s de cambiar, fue una experiencia sensacional con vosotr@s. Y esta semana he trabajado también con líderes de una de las mayores empresas mundiales del sector de automoción, trabajando también en la aplicación de estas metodologías, convencida de que la innovación está en las personas y me emocionó especialmente el comprobar cómo caló mi mensaje, me emocionaron vuestros comentarios al final de la sesión sobre lo que os había hecho sentir mi propuesta. Mil gracias a tod@s con l@s que he compartido mi semana, le dais sentido a mi trabajo y me hacéis sentir feliz con el resultado de lo que trabajamos.

Los cambios son difíciles y no son inmediatos. Debes estar realmente segur@ de que deseas hacerlo, porque va a costar…

Como decía Ratatouille –ya sabes que me encantan las películas de dibujos–: «el cambio es nuestra opción y se inicia cuando tú lo decides».

Si tienes claro dónde quieres llegar, qué es lo que te llena, qué es lo que quieres… es cuestión de fortalecer la fuerza de voluntad y ponerse a ello.

El éxito no está en llegar donde los demás esperan que llegues. El éxito está en ser quién quieres ser. Y la distancia entre lo que eres y lo quieres ser está en lo que haces…

Que no te asuste hacer cosas diferentes

que no te marquen los estereotipos…

sé la persona que quieres ser

Y confieso que termino la semana feliz…  He disfrutado muchísimo con mi trabajo esta semana y este sábado, concierto de Dani Martín en Barcelona –muy bien acompañada–, uno de mis cantantes favoritos para ponerle banda sonora a mi vida… hoy, emocional.

Porque quiero ir más lejos…

lejos contigo a bailar,

a dejarnos llevar

sin seguir los consejos…

los consejos que dan

los que por miedo a amar

viven no siendo ellos