Seleccionar página

No sé por qué siempre me he sentido atrapada por la magia de las películas infantiles. Las películas de Disney y de Pixar consiguen despertar mi interés y mantenerme atenta, como pocas películas lo hacen. Sus personajes tiernos, con problemas y llenos de buenos sentimientos me han cautivado desde siempre. Incomprensiblemente, a mi edad, sigo siendo fan de estas películas… probablemente porque, desde su formato infantil, nos muestran un montón de lecciones que aprendemos en el mundo de los adultos.

Son muchas las películas infantiles que me han atrapado, pero creo que si tuviera que destacar los mensajes que más me han impactado, sin duda, serían estos.

Cosas que he aprendido con las películas de Disney y Pixar

1. La imaginación de Peter Pan
Peter Pan, estrenada en 1953, está basada en un libro de James Matthew Barrie. Es la historia de un niño que no quiere crecer y vive en su propio mundo. Cuando Peter Pan conoce a una niña más madura, Wendy, y a sus hermanos, les convence de que pueden volar: solo hace falta pensar en ello… y consiguen volar con el poder del pensamiento.

La frase “si puedes pensarlo, puedes hacerlo” se ha convertido en el lema de muchos emprendedores. La imaginación es el componente imprescindible para una persona innovadora. La enseñanza de Peter Pan es precisamente esta: los sueños y la confianza en ti mism@ de que puedes alcanzarlos es lo que hace que se hagan realidad.

2. El trabajo en equipo de Toy Story
El primer largometraje de Pixar fue Toy Story, que se convirtió en una trilogía, y nos mostró la importancia de la amistad… los personajes se apoyan y nunca se abandonan. La tercera entrega -ganadora del Premio Oscar a Mejor Película Animada- destaca la importancia del trabajo en equipo, cuando todos los juguetes intentan escapar de una terrible guardería. Si consiguen tener éxito en su propósito es precisamente gracias a las habilidades de los miembros del equipo. Al final, gracias al talento de cada juguete consiguen escapar y volver con Andy.

En cualquier empresa, el trabajo en equipo es esencial para lograr los objetivos. La lección de Toy Story no es solo que los componentes de un equipo son clave para el éxito, sino que es necesario tener una meta en común y un líder que sepa comunicar de forma efectiva, que sepa escuchar a todos los miembros del equipo y que pueda hacerlos creer en ellos mismos.

3. Las emociones en Del revés

Esta película de animación de Pixar abordó por primera vez el tema de las emociones. Narrada desde el punto de vista de una niña, Riley, nos muestra cómo todas las emociones son importantes y juegan su papel en la vida.

Explica las emociones, considerando como tales a la alegría, la tristeza, la ira, el asco y el miedo. Les pone cara y color a cada una para poder identificarlas, poder entenderlas mejor, y para acabar con la conclusión de que las personas debemos aprender a gestionarlas todas cuando se producen, porque es inevitable sentirlas.

4. La perseverancia de Buscando a Nemo
La película animada digitalmente de Pixar nos cuenta cómo un pececito llamado Nemo se pierde y su padre – Marlín- cruza el océano para encontrarlo. A pesar de los grandes peligros, de las dificultades y de los enemigos que encuentra a su paso, Marlín consigue encontrar a Nemo -en una pecera de un consultorio dental- gracias a su perseverancia. El mensaje es rotundo: si persigues con decisión tus metas, a pesar de los fracasos o desalientos, vas a encontrar lo que buscas.

5. El amor en Tarzán

La película infantil con la que más he llorado es Tarzán de Disney… película que se estrenó el año 1999 y que narra la historia de un bebé que pierde a sus padres en la selva, después de un trágico accidente, y es criado por una gorila, Kala. En mi opinión, es una película extraordinaria sobre el amor, narrada en un entorno absolutamente distinto al de nuestra sociedad. En plena selva, entre fieras salvajes, Kala escucha los llantos de Tarzan, lo rescata y lo adopta como su hijo, a pesar de las dificultades que le supone ante su manada.

Tarzán está siempre en el corazón de Kala, pase lo que pase… aunque sea diferente al resto de la manada, aunque le ocasione problemas… Kala lo apoya siempre y lo lleva en su corazón. Es el amor de una madre por su cría explicado desde el punto de vista más primario. La emoción toma la voz de Phil Collins con «You’ll be in my heart» para hacernos comprender mejor la película. Amor en forma de canción… definitivamente, nunca seré demasiado mayor para las pelis de Disney…


Come, stop your crying,
it will be all right.
Just take my hand,
hold it tight…

I will protect you

from all around you.
I will be here,
don’t you cry

For one so small,
you seem so strong.
My arms will hold you,
Keep you safe and warm.
This bond between us
can’t be broken.
I will be here,
don’t you cry.

Cause you’ll be in my heart,
yes, you’ll be in my heart,
from this day on,
now and forever more.

You’ll be in my heart,
no matter what they say,
you’ll be here in my heart, always.

Why can’t they understand
the way we feel.
They just don’t trust
what they can’t explain.
I know we’re different but,
deep inside us
we’re not that different at all.

And you’ll be in my heart,
yes, you’ll be in my heart,
from this day on,
now and forever more.

Don’t listen to them
cause what do they know?
We need each other,
to have, to hold.
they’ll see in time,
I know.

When destiny calls you,
you must be strong.
I may not be with you
but you’ve got to hold on.
They’ll see in time,
I know.
We’ll show them together.

Cause you’ll be in my heart,
yes, you’ll be in my heart,
from this day on,
now and forever more.

Oh, you’ll be in my heart,
no matter what they say,
you’ll be in my heart, always,
always..