El único camino a la igualdad es la educación

LA IMPORTANCIA DE LOS MODELOS

Semana intensa, básicamente de clases en la universidad y de preparar nuevas propuestas para programas de innovación. Máster en Madrid viernes y sábado, que me deja con poco margen para descansar, pero que me llena de energía… admirable ver a alumnos que compaginan su trabajo con un Máster los fines de semana y que, en la clase del sábado por la tarde, siguen llenos de energía para preguntar por nuevos conceptos

Esta semana me tenía preparadas un par de sorpresas inesperadas… un nuevo proyecto súper estimulante –por el nivel del programa en el que me piden que colabore, estoy muy ilusionada con el proyecto– y dos conversaciones que me dejaron sorprendida.

La misma semana, en dos conversaciones distintas, una amiga mía y una alumna me decían «quiero ser como tú»… vaya, una frase de esas que te deja descolocada. ¿Cómo yo…? ¿Por qué vas a querer ser como yo? Y la respuesta fue firme, la visión que tienen de mí les estimula, cada una por sus motivos, ven algo en mí que ellas también querrían hacer… No creo que yo sea modelo para nadie, pero sus comentarios me hicieron reflexionar sobre la importancia de los modelos para las personas, algo de lo que se habla con frecuencia.

Encontrar a alguien que te inspire a hacer algo es un gran elemento de motivación. Y tod@s tenemos nuestros modelos inspiradores… Esta semana, en el marco de la celebración del Día de la Mujer, ha sido uno de los temas más comentados.

ROLE MODELS FEMENINOS

Necesitamos «role models» femeninos

Diversos estudios llevados a cabo por Universidades como PrincetonNueva York o Illinois, han señalado que hasta los cinco añosniños y niñas piensan que podrán ser lo que quieran. Sin embargo, a partir de esa edad, las niñas empiezan a perder su autoconfianza. De algún modo, comienzan a dudar de sus capacidades y su perspectiva cambia.

A partir de ese momento, existe un gap (una ‘brecha’) entre los sueños de los niños y los de las niñas, al que denominaron «dream gap». Barbie ha tomado este «dream gap» para iniciar una campaña en favor de la igualdad.

Vamos a hablar de este gap de los sueños

«A partir de los cinco años, las niñas dejan de pensar que pueden ser presidentas, científicas, astronautas, grandes filósofas, CEO’s… y la lista sigue».

«Necesitamos ver a mujeres brillantes…. haciendo cosas brillantes para imaginarnos a nosotras mismas haciendo lo que ellas hacen… pero no podemos hacerlo solas…»

VISIBILIZAR EL TALENTO FEMENINO

La campaña pretende ser un toque de atención sobre lo que se ha estado haciendo hasta ahora en relación a las niñas e impulsar un objetivo muy claro: eliminar las limitaciones que se imponen a las mujeres desde la infancia.

Sé que alguno va a salir diciendo que Barbie no es precisamente la más apropiada para hablar del tema, pero no voy a entrar en ese debate. Si Barbie ha promovido un determinado estereotipo de mujer, me parece bien que ahora lance una campaña en favor de hacer las cosas mejor de lo que se hacían hace unos años.

El mundo avanza cuando solucionamos proble

El mundo avanza cuando solucionamos problemas, no cuando criticamos a quien ha podido potenciar en parte ese problema… Por tanto, es cuestión de ponerse manos a la obra. Es muy cierto. Necesitamosmodelos femeninos y ahí todo el mundo debería colaborar para visibilizar el talento femenino.

Los estereotipos culturales se aprenden a edades muy tempranas y se perpetúan sin que nos demos cuenta. Creo, muy sinceramente, que el gran problema que tenemos todavía para alcanzar la igualdad es precisamente la falta de consciencia de la desigualdad que existe. La mayoría de personas –mujeres y hombres– creen que ya estamos en un punto de casi-igualdad. No se dan cuenta de que la realidad NO es así

Todo lo que rodea a las niñas, desde muy pequeñas, marca su visión del mundo. Todas las creencias autolimitantes van calando en ellas y van limitando su potencial, y lo más triste es que pocas personas se dan cuenta.

Es triste repetir lo mismo año tras año… el mundo necesita el talento femenino.

TALENTO FEMENINO

El mundo necesita el talento femenino

«Hasta los cinco años, niños y niñas piensan que podrán ser lo que quieran. Sin embargo, a partir de esa edad, las niñas empiezan a perder su autoconfianza. De algún modo, comienzan a dudar de sus capacidades y su perspectiva cambia».

Hombres y mujeres somos distintos. Y sabes que soy una firme convencida de que las diferencias suman, las mujeres aportan una serie de valores distintos y las organizaciones y el mundo en general necesitan del talento femenino. La diversidad enriquece y sabemos que el cerebro femenino es diferente del masculino –en el que destacan aspectos como la intuición, la empatía o el trabajo en equipo–. Incorporando talento femenino, gana la sociedad en su conjunto.

Resulta cansino seguir viendo tantas fotos de las altas instancias de cualquier colectivo copadas prácticamente en su totalidad por hombres: poder judicial, poder político, consejos de administración

Resulta ofensivo que, para un mismo puesto de trabajo, una mujer cobre menos que un hombre.

Resulta arcaico que se siga hablando de cómo debe conciliar la mujer… la conciliación es un tema de tod@s, no solo de las mujeres. No les preguntes más a las mujeres cómo hacen para conciliar… pregúntaselo a un hombre, para saber si lo hace, y si no es así, queal menos empiece a pensar en si debería hacerlo.

De forma natural no va a cambiar nada, hay roles que se perpetúan incluso en las generaciones más jóvenes. El necesario cambio hay que empujarlo, siendo muy conscientes de su necesidad.

Resulta necesario revisar las bases de la cultura existente, del lenguaje y de la #educación para lograr cambios perceptibles.

Será cuestión de mostrarles a mujeres que empujan sus sueños, de potenciar a más y más programas que impulsan el talento femenino… y todo ello, en la edad infantil, en la que –como dice James Heckman– es donde tiene el mayor impacto… trabajar en educación el camino a la igualdad es imprescindible.

Ojalá todas las niñas sean lo que quieren ser

ojalá todas las niñas piensen en grande y miren más allá…

y ojalá llegue el día que no sea necesario hablar del tema…

El único camino a la #igualdad es la #educación.

I’m every woman

Artículo publicado en INED21