¿Por qué…?

Cuando terminas una semana de trabajo muy intensa, en la que solo has podido dormir unas 5 horas al día, en la que no has pasado más de 2 noches en una misma ciudad, con tu equipaje a cuestas y con una lista de «to do’s» interminable que no consigues reducir… […]